PREMIOS A TU SALUD

MEJOR EMPRESA POR SU TRATAMIENTO DEL AIRE

Vivir en un ambiente húmedo aumenta la posibilidad de contraer enfermedades respiratorias y pulmonares y, además, aumenta el riesgo de padecer alergias. La aparición de manchas negras en la ropa, vaho en las ventanas, paredes húmedas o desconchadas o un mal olor constante en el interior de las viviendas son algunas de las manifestaciones de estos fenómenos, aunque no son las únicas. La humedad provoca la proliferación de colonias de hongos que pueden ocasionar problemas de salud tales como dolores de cabeza, sinusitis o asma entre otras patologías.

Cada tipo de humedad es compleja y requiere de un diagnóstico exhaustivo para ver a qué tipo nos enfrentamos. Algunas se deben a problemas estructurales, como las humedades capilares o a las filtraciones, en algunos casos los cimientos rozan la capa freática subterránea provocando grietas o corrosión en las estructuras. Sin embargo, <<el problema más habitual es la condensación. Primero porque afecta a las vías respiratorias, genera asma y alergias y afecta a una gran parte de la población y, por otro, porque tiene que ver exclusivamente con el tipo de viviendas actuales y el estilo de vida. Se construye de forma hermética para que no se escape el calor y eso significa que la actividad cotidiana de las personas, en actos tan comunes como ducharse, cocinar, planchar, lavar la ropa o simplemente el hecho de respirar, produzca pequeñas gotitas de agua que van depositándose paulatinamente ayudando a la aparición de hongos. Una familia de tres personas puede producir entre dos y siete litros de agua al día>>, explican los profesionales de Acuasec, la empresa que esta semana recibía  el premio A Tu Salud a la mejor firma por su tratamiento de aire.

 

Por si fuera poco, este tipo de humedad tan habitual no se concentra en un lugar específico de la península, sino que afecta por igual, porque como se ha visto, es el resultado de la forma de construir y del estilo de vida. Como muestra solo un dato y es que la empresa instala cada año hasta 3.500 aparatos para luchar contra la condensación.

 

Lo primero que se necesita para resolver un problema de humedad es hacer un diagnóstico completo. El equipo de Acuasec, que cuenta con sucursales en toda la península, ofrece un servicio de toma de medidas gratuitas y un estudio in situ con aparatos de última generación, gracias a los cuales identifican donde está el problema y cuál es el tipo de humedad a combatir. <<Mucha gente en su casa ve que tiene una humedad, pero no sabe de dónde viene. Al final se recurre a soluciones temporales que no consiguen resultados, como cubrir las manchas con alguna pintura. Esto funciona en verano, que es cuando la humedad por condensación se manifiesta menos. Una vez vuelve el invierno, cuando la casa está menos ventilada y la pintura se desconcha, el problema se hace nuevamente patente>>, continúan desde Acuasec.

 

Una vez recibido el informe del técnico e identificada la forma de actuar, dos ingenieros revisan el trabajo previo y deciden qué solución es la mejor para cada caso particular. En el caso de la condensación, que es la forma más habitual de humedad en el hogar, Acuasec instala en unas horas una de sus centrales de tratamiento del aire; un pequeño aparato de 11 cm de alto por unos siete de profundidad. La CTA actúa, en palabras de los miembros de la empresa, como un pulmón para la vivienda, que recoge el aire limpio y expulsa el aire cargado de esas gotitas de condensación.

El proceso no lleva más de quince días, desde que se realiza la primera llamada del cliente, se hacen las mediciones y el diagnóstico completo y se procede a la instalación de la central. Además, la empresa garantiza la resolución del problema de humedad de por vida. <<Lo más importante para nosotros es la salud y lo que más valoramos es la llamada de nuestros clientes pocos meses después de la instalación, cuando nos cuentan que sus hijos o ellos mismos han podido dejar de usar los broncodilatadores que antes utilizaban periódicamente>>, afirman desde la empresa. Lo más importante, recuerdan, es contar con un diagnóstico completo del problema y ponerse en manos de profesionales para acabar con un problema que causa notables perjuicios a la salud.